La mejor forma de conocer la zona es caminando, aunque también existen rutas en bicicleta. Mientras recorres este precioso entorno sentirás el clima y la naturaleza, percibirás los sonidos y aromas a tu alrededor y pronto te sentirás parte de lo que te rodea.

            Alrededor de Solana hay innumerables caminos y senderos con espectaculares formaciones rocosas que irrumpen en las laderas ricas en pastos verdes y arbolado. Entre ellas, destaca un alcornocal que se puede ver desde la casa. Puedes pasear durante horas en una naturaleza "sin alterar", disfrutando de abundante flora como sauces, castaños, robles, alisos, olivos salvajes (acebuches), tomillo, retama, jara y una gran variedad de flores silvestres, con la evidente explosión de colores en otoño y primavera. Y con un poco de suerte se puede cruzar en tu camino un ciervo, un corzo o un jabalí

            Algunas de las rutas más espectaculares son:
· Desde Solana bordeando el río Berzocana a través de la dehesa para coger la carretera de Berzocana a Aldeacentenera (9 km) o a Cabañas del Castillo (9.5 km).
· De Solana al Arroyo del Brezo.
· Salida de Solana a través del valle de Santa Lucía a Cabañas del Castillo, pasando por el pantano de Santa Lucía.
· Desde Cabañas del Castillo a Roturas por el valle de Santa Lucía o por el camino de la Herradura, siguiendo el río Almonte.

Como dijo uno visitante: "Una semana sería demasiado corta para hacer justicia al paraje".

Ofrecemos servicio de llegada y/o recogida para las excuriones, así como comida de picnic para llevar previo encargo.